lunes, 30 de junio de 2008

Capitanas (XXXIV)

Joan Violet Robinson (1903-1983)



Pertenece al grupo de economistas más destacados del s. XX.

Profesora en la Universidad de Cambridge desde 1931, no llegó a ser catedrática hasta 1965.

Nunca le dieron el Premio Nobel, lo que ha sido considerado uno de los más tristes e injustos tratos deliberadamente discriminatorios.

Defendió la necesidad del estudio de la economía, aunque sólo sea para "aprender a no dejarse engañar por los economistas".

domingo, 29 de junio de 2008

Buenos días


Te eché de menos

mientras dormía, Capitán.

viernes, 27 de junio de 2008

Escrito en el agua

Félix Beristaín


Allí,

rozadas por el agua,

escribiré mis huellas en la arena.

Van a durar muy poco, ya lo sé,

nada más que un momento.

El insomnio de Jovellanos. Luis García Montero

sábado, 21 de junio de 2008

El día E


jueves, 19 de junio de 2008

Carrera de obstáculos



Muchos países pobres corren eternamente sólo para guardar su lugar.

Es decir, para no ser aún más pobres.


lunes, 16 de junio de 2008

Manías


… y ahora le da por escribir
como si no tuviera bastante con leer.

Y ahora le da por escribir. Gloria Fuertes

miércoles, 11 de junio de 2008

Tirar del copo

Esperando el copo. Florencio Sánchez

El trabajo es la medida de todas las cosas; el único factor capaz de hacer realidad la producción del capital.

domingo, 8 de junio de 2008

La vida

Árbol de amor. Berit Kruger Johnsen



La vida tiene pétalos

y un rosal donde tiemblan las historias.


Canción deshojada. Luis García Montero

jueves, 5 de junio de 2008

Gazapos y desatinos (XLVI)

Mime monster. Gillia Earden

¿Cuándo se da uno cuenta de que está diciendo tonterías?

Siempre después de decirlas.


domingo, 1 de junio de 2008

Nudos

En el telar de la trastienda,
de todos los colores,
en todos los idiomas,
de todas las medidas,
Ahmed ofrece alfombras:
las extiende, las cubre, las explica,
con el último precio las enrolla.

Altivo tras los fardos
Ahmed come a escondidas.
Sólo él sabe el valor que regatea,
la miseria que dan catorce horas,
la vida que se pierde en siete días.

Nudos. Salvador García Ramírez