domingo, 23 de julio de 2017

Un blog de 11 años

Hoy se cumplen once años de aquella primera vez, cuando iniciamos este viaje. 

Con la foto de mi sitio favorito para leer en verano y unos versos de mi querido Benedetti, quería reflejar mi dedicación y apuesta por el Capitán del título, ya que emergíamos de una singladura zozobrante. También era domingo. El  tiempo ha ido a mejor, aunque de todo ha habido, como es normal en la vida: alguna pérdida crucial, algún hallazgo halagador; mudé de casa y cambié de estado, pero lo esencial continúa siendo lo mismo y navegar, un placer. 

Valeria Zelaya Lacayo

Leer es mi pasión y la quilla de este barco; aunque nunca leo todo lo que quiero, no olvido compartir lo que me enriquece y hace sentir, aprendiendo, reflexionando, divirtiéndome... y es en el rescate de estos instantes donde encuentro el sentido de esta bitácora.
Miles Hyman

Soy feliz: persigo la limpieza de espíritu y la simpleza del orden, hoy especialmente, porque superé un lastre personalísimo que me ensombrecía la mirada. Estreno este cumpleaños con los mejores sentimientos que nunca he podido albergar y con un deseo de belleza tan legítimo que es en sí mismo el motor de este viaje, cada vez más chinchoso, pero también más pleno.

Termino celebrando con otra amiga, paisana además, María Zambrano:

La verdad de lo que pasa en el secreto seno del tiempo, es el silencio de las vidas.


Me voy de vacaciones: vuelvo, con un año más también yo, el cinco de agosto. Os agradezco vuestro estar ahí; abrazos para todos.

sábado, 22 de julio de 2017

MICROCUENTO 3

 El viaje. Analee Merino

Prefirió no hacerlo. Pero lo hizo.

martes, 18 de julio de 2017

Carta (inconclusa) a mi hermana

Pienso en ti muy a menudo: todos los días. A veces con amargura, aunque voy menguando la pena; o eso quiero creer, pues no puedo evitar al escribirte, que las lágrimas cundan en mis ojos.
Fantaseo con un presentimiento liberador, el de que moriré antes que tú... lo que me lleva a imaginar que entonces sí vendrás, a desmontar mi casa y mis cosas... y me parece mirarte mientras miras lo cotidiano de mi vida de mis últimos años. Y así, me regalo ahora de vez en cuando, una sonrisa de ternura imaginando que "esto le gustará" o una chispa de complicidad porque "con esto se sonreirá, le hará gracia": me comporto como una anfitriona a la espera de su única invitada.
André Wyeth

Un rumor de grava en las olas 
resuena como los días sin ti.

Dos cartas (1). Joan Margarit


lunes, 17 de julio de 2017

Sin revés

Los perros  no mienten.

Cuando las mentiras te duermen
No existen palabras que te vuelvan a hacer fuerte...


 Andrey Remnev

viernes, 14 de julio de 2017

¿Qué está socialmente sobrevalorado?

La viuda en silla de ruedas. Philip Evergood


Me inspira esta entrada y su título una de las preguntas que casi siempre asoma en la entrevista En pocas palabras, que se hace semanalmente en Babelia, páginas de las que soy fan desde que las conozco. Los entrevistados van contestando qué consideran ellos que la sociedad valora más de lo que se merece. Iré renovando esta entrada cada poco, añadiendo las nuevas respuestas; tengo curiosidad por ver cómo crece este post, siempre en construcción.

Puedes aportar tu granito sobrevalorado si quieres.
 
La pica. Stanley Coll


¿Qué está socialmente sobrevalorado?

  1. La novedad.
  2. La juventud.
  3. El dinero.
  4. Esto de estar constantemente comunicado. Valoramos poco el silencio.
  5. El ser escritor.
  6. La idea de triunfo.
 
 María Luisa Sanz

miércoles, 12 de julio de 2017

Mar amor

Quererte es zambullirse en el mar, Capitán.

lunes, 10 de julio de 2017

Tu mirada es el paisaje (CVI)

Retrato de la gran duquesa Olga Alesandrovna. Valentín Serov

Siempre le quedará, virgen, salvaje,
su primera mirada sobre el fuego,
sobre la oscuridad. El primer canto 
de un gallo, la primera voz que surca
un aire aún desnudo y frío. Siempre 
le quedará la fuerza del perdón
de una remota noche de la infancia


Primer recuerdo. Joan Margarit

sábado, 8 de julio de 2017

Emparrado

Después de muchos años te conozco en tus fuegos
y en las húmedas fresas que brotan de lo oscuro.
Te sospecho repleta de cascadas y de parras...


Novalis. Antonio Colinas