sábado, 20 de agosto de 2016

Tolerancia

Dice el diccionario que la tolerancia es la actitud de la persona que respeta las opiniones, ideas o actitudes de los demás aunque no coincidan con las propias.
Para mí la tolerancia es más que una actitud y la considero un valor humano, imprescindible para ser buena persona y muy necesaria para hacer valer el resto de los valores y, por supuesto, para ser feliz.

"¿Y qué es la verdad?"
...
A los que poseen la verdad como se posee una pistola
o como un insulto obsceno,
nunca los he querido. Me dan miedo. Los odio todavía.

Películas de romanos. Luis Antonio de Villena

miércoles, 1 de junio de 2016

La obra

En la obra. Laura Vinader Navarro

Mi vida ha sido un edificio en obras
con el viento en lo alto del andamio,
siempre cara al vacío. Ya se sabe
que quien pone la red no tiene red.

Seguridad. Joan Margarit

Gracias a mi querida amiga Mª José que, antes de partir me regaló TODOS LOS POEMAS de Joan Margarit, hoy puedo compartir con vosotros estos preciosos versos, que no el poema completo. Me tomo la libertad de quedarme con el retazo que me impacta, pero podéis leerlo entero en su web. No os dejará indiferentes: leer a Margarit es sentir.
Breathing Room. Sharon Ebert

PD: en el libro que leo, el verso dice Mi vida; si vamos a su web, dice La vida... ¿? No es lo mismo, claro, pero creo que al tratarse de un poema reflexivo, así lo pienso, la vida no puede ser otra que mi vida,la mía, la que he vivido yo.

sábado, 14 de mayo de 2016

Pasamos...

James Ensor

La vejez llega demasiado pronto.

viernes, 13 de mayo de 2016

Poesía contra el olvido

Childe Hassam

Los poemas se dirigen a la memoria. Los documentos al olvido.

Juan Antonio González Iglesias en Babelia, 30-04-16. Los versos de un irreductible, sobre Alberto Cardín.

jueves, 5 de mayo de 2016

Principio básico

William Henry Margetson
 
Tengo por principio vivir cada instante como si fuese el último. Cada gesto, cada palabra. Espero morirme tranquila, sin añoranzas ni remordimientos.

La cocinera de Himmler, 2015. Franz-Olivier Giesbert

martes, 12 de abril de 2016

Palabras que se llevan las olas

Diana Ficca

Como las olas
sus palabras se borraban
unas con otras.

No imprimas tus discursos en saliva. Luis Rosales

miércoles, 23 de marzo de 2016

Primavera

Jardín Botánico de La Concepción. MálagaEnlace

Ha roto la glicinia el hierro de la pérgola;
la dura ferrería se ha plegado
a una delicadeza tan antigua.


Jardín público. Álvaro García

Y supe que no eran
recuerdos, no. Bajo la vieja pérgola
con glicinias, corría
jugando un niño, el niño
aquel que fui y que un día,
en cualquier gesto mínimo, detuvo
sus horas y dejó que yo siguiese
andando hacia la muerte.

Rafael Guillén
    

lunes, 21 de marzo de 2016

El arte más difícil

El difícil arte de saber perder está al alcance de muy pocos.

martes, 15 de marzo de 2016

Preferiría no hacerlo

Javier Zavala

Considero necesaria la lectura de Bartleby, el escribiente, de Herman Melville. El libro es corto, pero lo leí en dos tiempos, con meses, si no años, de separación entre un acto y otro. Llegó a mis manos por primera vez en Lorca, en un encuentro de amigos lectores donde, amén de tratar el orden del día del encuentro, cada uno de los participantes presentábamos un libro escogido. En esa ocasión era un ejemplar bellamente ilustrado por Javier Zabala; estuvo en mis manos aquel fin de semana, aunque la lectura quedó inconclusa. Más tarde, y aprovechando un viaje en autobús, me eché al bolso el ejemplar que dormía en mi biblioteca. Lo recomencé y terminé llegando a mi destino. Era un día nublado y melancólico que agrandó la tristeza que me produjo el final de Bartleby, arráncandome una lágrima de desconsuelo. Desde entonces, lo recuerdo en muchas ocasiones, sobre todo cuando me encuentro ante situaciones o compromisos que no deseo aceptar, me planteo decir NO con elegancia, seguridad y seriedad como lo haría Bartleby: preferiría no hacerlo.
 Stéphane Poulin

-Prefiero no cenar hoy -dijo Bartleby, dándose la vuelta-. Me haría mal; no estoy acostumbrado a cenar -con estas palabras se movió hacia el otro lado del cercado, y se quedó mirando la pared.


Bartleby, el escribiente. Herman Melville


lunes, 14 de marzo de 2016

Educar despacio

María Hergueta

La educación necesita tiempo.

viernes, 11 de marzo de 2016

Capitalismo


Dicen que se enriquecía
pensando en cobrar impuestos 
sobre la envidia.

El capitalismo puede inventar aún nuevas enfermedades. Luis Rosales

martes, 1 de marzo de 2016

Mi tesooooooro...

La confianza es un tesoro.

lunes, 29 de febrero de 2016

Tu mirada es el paisaje (CXVIII)

Samir el Ratón tiene trece años y ya posee la aguda mirada del cazador de recompensas. Nada se le escapa. Es como si tuviese ojos en todas partes, hasta en la espalda o en el trasero. Pero los utiliza poco. Se pasa el día delante del ordenador, donde encuentra, en tiempo récord y previo pago, todo lo que se le pide. Un precio, un nombre o una cifra.

La cocinera de Himmler, 2015. Franz-Olivier Giesbert

martes, 23 de febrero de 2016

El principito

Este libro nos deja enseñanzas para toda la vida, es una joya al alcance de todos los públicos: pequeños, jóvenes, maduros y mayores. Esta obra constituye un clásico de la literatura infantil, pero gana el corazón tanto de niños como de adultos que se conmueven con su lectura. En él se comunican temas realmente delicados como lo son el sentido de la vida, la amistad, el amor y los valores.
En este relato, el autor se figura a sí mismo perdido en el desierto del Sáhara, después de sufrir un problema con su avión. En ese momento se hace presente un pequeño príncipe. Mediante las conversaciones con el principito, el autor deja ver su propia visión sobre la estupidez humana y sobre la franca sabiduría de los más pequeños. Piensa que la mayoría de las personas pierden esa sabiduría al crecer. Y así es casi siempre, la pérdida de la inocencia atonta y cierra muchas veredas al placer de descubrir.
Las ilustraciones, del propio Saint-Exúperi, son de una belleza conmovedora, que añaden dulzura al texto, enriqueciéndolo mágicamente.
Lo he leído muchas veces y siempre me ha conmovido: lo considero un libro imprescindible.
Como caído del cielo. Rocío
 
Durante largos años vi golpear la magia de la lluvia en las hogueras,
en los tejados
amaneciendo como libros abiertos o palomas,
como corazones abiertos de par en par,
sin sutura.

Largueza del instante. Javier Pérez Walias

viernes, 19 de febrero de 2016

Atrévete

Permítete brillar como una estrella.