miércoles, 29 de febrero de 2012

Mañana será otro día

Martin Drolling

La tarde se va
de lo que quiso a lo que pudo.

Roces. Mundar. Juan Gelman. 2008

lunes, 27 de febrero de 2012

Capitanas ( LXV)

Federica Montseny

Las madres son más que los dioses: crean de sí mismas, crean en sí mismas y sufren y aman y pueden morir al crear.

La indomable. Federica Montseny

sábado, 25 de febrero de 2012

Si tú me dices ven...

Ernesto García Peña

en plena noche
si mis manos te llaman
tus pechos vienen

Rincón de haikus. Mariao Benedetti

jueves, 23 de febrero de 2012

Convenciones

La visita. Virgilio Guidi

Todos muestran una respetuosa deferencia hacia ciertos sonidos que cada cual y sus iguales pueden emitir. Pero con respecto a los sentimientos nadie sabe nada. Hablamos con indignación o entusiasmo; hablamos de opresión, de crueldad, de crimen, de devoción, de sacrificio, de virtud y nada sabemos de lo que hay realmente tras estas palabras. Nadie sabe lo que significa el sufrimiento o el sacrificio, excepto quizá las víctimas de la misteriosa intención de esas ilusiones.

Una avanzadaa del progreso. Joseph Conrad. 1896

miércoles, 22 de febrero de 2012

Parece que tengo de todo


No confundamos el valor de las cosas con el precio de las cosas.

Hay gente tan pobre que sólo tiene dinero.

Todo necio confunde valor y precio.

Antonio Machado

Parece que tengo de todo,
pero al bajar del Rolls
me pisé los harapos
de cuando era triste.
Gloria Fuertes

martes, 21 de febrero de 2012

No pases, juega

Sobre la acera
descubres la rayuela.
No pases, juega.

Guillermo Espinosa Río

lunes, 20 de febrero de 2012

La virtud en crisis

A Group of Danish Artists in Rome. Constantin Hansen

Las épocas de incertidumbre prolongada, en tanto son compatibles con el más alto grado de santidad de unos pocos, son enemigas de las prosaicas virtudes cotidianas de los ciudadanos respetables. Nadie se dedica a acumular ganancias, cuando mañana pueden disiparse todos sus ahorros; nadie favorece la honestidad, cuando la persona hacia quien se practica es casi seguro que os estafará; nadie se adhiere a una causa, cuando ninguna causa es importante ni tiene ninguna probabilidad de victoria estable; ningún argumento en favor de la verdad, cuando sólo la flexible tergiversación hace posible la conservación de la vida y la fortuna. El hombre cuya virtud no tiene otro origen que una prudencia puramente terrena, en un mundo así se convertirá en un aventurero si tiene valor, y si no lo tiene buscará la oscuridad como un tímido contemporizador.


Menandro, que pertence a esta época (s. III a.C.), dice:

Así he conocido muchos casos de hombres que aunque no eran bribones por naturaleza,llegaron a serlo, por apremio, a través de la desgracia.

Historia de la filosofía. Bertrand Russell

viernes, 17 de febrero de 2012

Levedad

Michael Parkes

Mi silencio y tal vez mi expresión de pasmo al verlo allí tan cerca y tan de sopetón le animaron a poner una mano sobre mis rodillas y acariciarlas como al descuido. Fue una caricia leve, pero definitiva, que se adueñó de todo mi futuro.

Nubosidad variable. Carmen Martín Gaite

miércoles, 15 de febrero de 2012

Avaricia

Ni siquiera el amor ha enloquecido a tantos hombres como la reflexión sobre la naturaleza del dinero.


W.E. Gladstone

lunes, 13 de febrero de 2012

Libre albedrío

The Conjurour. Hieronymus Bosch

No se llega fácilmente a la situación de poder escoger.

sábado, 11 de febrero de 2012

De cuerpo entero

Comprende que te quiero
ay ay ay de cuerpo entero.

De cuerpo entero. Violeta Parra

miércoles, 8 de febrero de 2012

Capitanas (LXIV)

Nadia Ghulam

Nadia Ghulam fue un chico entre los 11 y los 16 años en el Afganistán desgarrado por la guerra y 'pacificado' por los talibanes. Sobrevivió al terror refugiada en la identidad de su hermano muerto. Hoy vive en Badalona, y sueña con volver a su país como una mujer libre

Mi vida como un hombre. El País, 31-10-2010.

El secreto de mi turbante
. Nadia Ghulam y Agnés Rotger

10 años como hombre en Kabul
. El periódico, 17-11-2010.

La afgana Ghulam narra el salto entre Oriente y Occidente. La vanguardia, 18-22-2010.

lunes, 6 de febrero de 2012

El hombre de la fábrica

Debido a la debilidad de la naturaleza humana, ocurre que cuanto más diestro sea el trabajador, es capaz de hacerse más voluntarioso e intratable, y naturalmente menos propio y conveniente para el sistema mecánico en el que... puede causar gran daño al conjunto.

El primer requisito pues para el sistema de la fábrica era la castración de la pericia.

El segundo, la disciplina de la miseria.

El tercero, el cierre a toda ocupación alternativa mediante el monopolio de la tierra y la des-educación.

Reducido a la función de una rueda, el nuevo trabajador no podía funcionar sin estar unido a la máquina.

Como los trabajadores carecían de los incentivos de los capitalistas de la ganancia y la oportunidad social, las únicas cosas que les mantenía atados a la máquina eran la miseria, la ignorancia y el miedo. Estas tres condiciones fueron el fundamento de la disciplina industrial, y fueron conservadas por las clases dirigentes aun cuando la pobreza del trabajador socavaba y arruinaba periódicamente el sistema de producción en masa que fomentaba la nueva disciplina de la fábrica.

En ello reside una de las contradicciones inherentes del esquema capitalista de producción.

Técnica y civilización. Lewis Mumford

jueves, 2 de febrero de 2012

Vestimenta

August Macke

en los harapos
suele haber más historia
que en la etiqueta

Rincón de haikus. Mario Bedetti