martes, 24 de octubre de 2006

Baño de luna

Esta luna es para Scheherezade, por generosa

Si uno se encuentra en Ispahan en la plaza de Nagshe Yahan en una noche clara y extiende los brazos, puede poner la luna en la palma de su mano. Los antiguos poetas persas siempre la atrapaban de ese modo en sus versos.
El reflejo de las palabras. Kader Abdolah

3 comentarios:

Scheherazade dijo...

Cuenta la princesa Scherazade. Que cruza las puertas de la ciudad a última hora de la tarde y no encuentra albergue alguno. Que solo allí en instantes robados al paso del tiempo. Y al entrar…Buenos días Capitán, reposa y encuentra la inspiración a sus cuentos. En el cuento se habla también de un hombre que viaja para encontrar su destino. Y que la acompaña en sus relatos

Gracias mi capitana…

mi despertar dijo...

Bonito pensamiento

Lurdena dijo...

"Buenos días Capitán", qué lindo el nombre de tu blog. ¿Me permites linkearte?

Un abrazo