martes, 11 de septiembre de 2007

Llueve

Nikolai Repin


Llueve, entre pausas, sobre las piedras

redondas, asustadas sin razón.


Lluvia en la cala. Antonio Méndez Rubio


también llueve en la bodega...

3 comentarios:

Edanmir dijo...

Que caigan cosas del cielo, aunque sea tan necesario como lluvia, es motivo suficiente para asustarse. Salu2.

Scheherazade dijo...

Las piedras saben que lo único que las moldea así....despacio...es el agua..


Mil y un beso

GLAUKA dijo...

Aquí también llueve.