sábado, 23 de febrero de 2008

Haciendo planes

Stephen Swintek


Quizá a partir de ahora tengáis la impresión de que en mi ánimo se asienta un cierto desapego, una disminución en las visitas al blogvecindario, una escasez de miradas, una racanería creciente en la cantidad, calidad y variedad de los posts, al tiempo que soy presa de una monotemática verborrea.

Las razones no son una, sino setenta y una.

Pero sigo aquí, tras la soleada ventana que me regaló Mandarina Azul, hada buena que intuyó cuánto iba a necesitar la luz, el optimismo y la fidelidad de los girasoles.

6 comentarios:

Gwynette dijo...

Cuando la vi en el blog de Manda ya me pareció preciosa !!! :-)
..pero aqui, en tu casa, aún la encuentro más encantadora, es límpia y como..minimalista?..lo que sea, pero bonita, bonita! :-)

Disfrútala y asómate a diario capitana

Mandarina azul dijo...

Niña, todo mi ánimo para ti. Yo ya pasé en su día por eso (noventa y uno, peor,jaja), y sé que es duro, pero merece la pena el esfuerzo...
¡Tú puedes!, así que... ¡a por ellos!
Mientras tanto, aparezcas por aquí mucho, poquito o regular, una servidora seguirá atenta.

Un beso enorme, Indigo. :) Muuaaacccccccccc...

Arcángel Mirón dijo...

Los girasoles saben ser oportunos. Y Mandarina es una delicia de hada buena.

Te abrazo, Índigo, ya pasará la tormenta.

PIZARR dijo...

Espero que esas 71 razones no sean malas. Si te digo la verdad al leerte he pensado en el temario de una oposición...jajajaja.... debe de ser deformación profesional, por tantas como yo he hecho en mi vida laboral.

Como te dicen, tienes esa preciosa ventana, para asomarte de vez en cuando. Respirar, tomar aire y seguir con lo que quiera va a tenerte ocupada.

UN SALUDO DESDE BILBO

Peggy dijo...

Pues nada adelante :)

El Secretario dijo...

Hola Índigo.

Ya pasé yo también por ahí.
Y si pasé yo, pasa cualquiera...

: D

Valor y adelante.

Y toma aire.

Y pasa de vez en cuando aunque sea a decir como aquel: "Yo sigooo".

Abrazo planeador.