sábado, 31 de julio de 2010

Atrapado

Úrculo

Caminó hacia mí desabrochando su vestido...

Y cuando el vestido cayó, comprendí que era yo el que estaba atrapado.

Los ojos que miran. Esteban Bentancour

3 comentarios:

AlBordeDeLaTaza dijo...

Ser vestimenta de us cuerpo y abrocharse las almas !

HLO dijo...

El poder efímero y eterno a la vez: el de la carne.

aminuscula dijo...

Sólo que estaba atrapado de antes, seguro.