lunes, 22 de noviembre de 2010

Sexismo ancestral

Gustav Klimt

Sabemos más o menos lo que un griego culto aprendía de su padre, pero muy poco de lo que le enseñaba su madre, que en alto grado era excluída de una civilización que tanto entusiasmó a los hombres. Es probable que los atenienses cultos, incluso en la época de su mayor florecimiento, por muy racionalistas que puedan haber sido en sus métodos mentales explícitamente conscientes, conservaran de la tradición y de la infancia una manera de pensar y de sentir más primitiva, que siempre resultaría victoriosa en tiempos de tensión. Por esto, ningún análisis simple de la ideología griega resulta adecuado.

Historia de la filosofía. Bertrand Russell

3 comentarios:

Laura Uve dijo...

Qué razón tiene B. Russell, la exclusión de las mujeres griegas (enclaustradas en el gineceo)de la vida pública (no podían ser ciudadanas como sujeto político aunque sí como objeto, ya que se necesitaba nacer de padre y madre ciudadana para tener esa condición)ha sido la base de nuestra civilización y el ejemplo de que la historia hay que mirarla, a veces, con dos miradas. Si miramos la Grecia clásica desde la perspectiva masculina fue un gran avance en muchos terrenos (cultural, artístico, político, etc) si lo miramos desde la mirada femenina, había culturas orientales (otro tópico que debería caer) más abiertas de mente con las mujeres...

En fin, que me enrollo, que me ha gustado mucho esta entrada porque es muy motivadora.

Un abrazo.

indigo dijo...

Pues a mí me ha gustado tu llamamiento a las dos miradas, pero inmediatamente he de añadir una tercera, la mirada de los que no pueden elegir.
Besote

Laura Uve dijo...

De acuerdo, indigo... multimirada para acercarnos a la realidad.

Un abrazo con los ojos bien abiertos.