jueves, 24 de febrero de 2011

Abandono

El desconsuelo. Josep Limona. Parc de la Ciutadella, Barcelona

Para ti nunca fui más que un pedazo
de mármol. Esculpiste en él mi cuerpo,
un cuerpo de mujer blanco y hermoso,
en el que nunca viste más que piedra
y el orgullo, eso sí, de tu trabajo.
Jamás imaginaste que te amaba
y que me estremecía cuando, dulce,
moldeabas mis senos y mis hombros,
o alisabas mis muslos y mi vientre.
Hoy estoy en un parque, donde sufro
los rigores del frío en invierno,
y en verano me abraso de tal modo
que ni siquiera los gorriones vienen
a posarse en mis manos porque queman.
Pero, de todo, lo que más me duele
es bajar la cabeza y ver la placa:
"Desnudo de mujer", como otras muchas.
Ni de ponerme un nombre te acordaste.


Desnudo de mujer. Amalia Bautista

4 comentarios:

JL dijo...

Un poema precioso... y que tristeza me da imaginar las frías noches que tiene que soportar esa estatua.
Un beso.

Sauze dijo...

curiosamente ayer estuve leyendo acerca de esta escultura de josep limona, "el desconsuelo"..

me encantó ese fragmento, indigo.
feliz fin de semana.

indigo dijo...

Pues muchas gracias Sauze, no sabía de quién era la escultura ni como se llamaba, la puse porque encajaba muy bien con el texto. Ahora, gracias a ti, voy a mejorar el post.

JL, qué soledad más fría ¿verdad?

Besos para los dos.

IM dijo...

Hermoso.

Beso