martes, 22 de enero de 2013

Primores

 Conectados. Marsha Krygie

Es tarea minuciosa ganarse el respeto de aquellos sobre los que tenemos, por relaciones laborales, un puesto de autoridad. Soy de la opinión de que los profesores, aún en el instituto, no solo formamos, sino que también educamos. La educación, tal como la entiendo, transmite conocimientos y valores, actitudes, refinamiento, cortesía, saber estar… Nuestra obligación como maestros es señalar a los alumnos el camino cierto, mostrarles nuestro aprecio y nuestro respeto no permitiéndoles conducirse de manera desalmada, porque sin alma no crece la dignidad. Casi nunca sale a la primera, hay que persistir, pero es nuestro reto, ahí radica la belleza de nuestra profesión. 


 


Si tu plan es para un año, siembra arroz;
si es para diez años, planta árboles;
si es para cien años, educa niños.


Confucio

PD: para adolescentes igual necesitamos algo más de 100... 

Emilio escribe sobre El arte de pensar, echadle un vistazo...

6 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Tu entrada tiene cierta relación con la mía.

Un abrazo.

Toy folloso dijo...

En una aula de adolescentes "multiculturales", en el extraradio de Barcelona, cuenta la joven profesora que da las clases desde el pasillo....

Denna dijo...

Recientemente he leído "Mal de escuela" de Daniel Pennac, va con el post...

Rafael dijo...

Genial, todo. Lo de Confuncio también.

Arcoyflecha dijo...

Estoy muy de acuerdo, para los adolescentes tal vez se necesiten al menos cien años.......aunque para lo del refinamiento......no sé! tal vez sean necesarias varias reencarnaciones......¿Tú que crees?

Seguiremos perseverando.

elsillondepapa dijo...

Plenamente deacuerdo con tu punto de vista y me ha encantado la última frase... mi plan es para 200 años pues tengo dos pequeños y tengo idéa de educarlos. Un abrazo