viernes, 16 de agosto de 2013

Desvaríos

 Alexey Kurbatov

La unión resultante entre el idealismo y el amor al poder ha llevado siempre a los hombres a derroteros extraviados, y aún está ocurriendo eso hoy día.

Historia de la filosofía. Bertrand Russell

jueves, 15 de agosto de 2013

Pateras de cartón

Un río de desdichados desemboca en el mar. La vida de este lado del estrecho es apetecible, crisis incluida. El subsáhara debe ser muchísimo peor. Así se explica que hombres, mujeres y niños se hagan a la mar en balsas de juguete para ganar una vida mejor. Pocos lo consiguen, pero muchos lo intentan. Muchos pierden lo único que tienen: el aliento.
Paseando por tu mente
encuentro desiertos,
puertos abandonados,
pateras de cartón
bailando con el viento,
una foto de un buen
recuerdo de infancia.

Y te veo rendirte
a una playa fría,
como un alga fresca,
expuesta al sol,
te vas secando
en el olvido.
Naces en una orilla
sin nombre
pero con un número...,
ese número te acompaña
hacia un fondo
sin fondo,
hacia un viaje
sin retorno.


Aljibe (Tormenta de especias). Lamiae el Amrani, 2010

sábado, 10 de agosto de 2013

Reflejos de oro

Ariadne. George Frederic Watts

El sol azul del agua se refugió en tu piel,
se puso en ella y fuiste crepúsculo y sirena.

Interludio onírico en Salzsburgo. Mendigo. Jesús Aguado

viernes, 9 de agosto de 2013

Engreimiento

Napoleón cruzando los Alpes. Jacques Louis David

HAY poetas que escriben
sus poemas
como si fuesen a pasar directamente
a las páginas amarillas
de la eternidad.
En cada verso echan el resto
y, claro, lo poco que les queda
no lo pueden echar en ningún sitio
porque les da una pájara.
La verdad es que apestan a Literatura.
Y que de allí a donde ellos entran
todo dios sale por piernas.

Poetas. Karmelo C. Iribarren

miércoles, 7 de agosto de 2013

Tormenta de especias

On the Beach. Catrin Arno

Él sigue creyendo 
que es el actor principal.

Mientras, yo he cambiado
de guión varias veces,
y el protagonista
ahora es un verde mar sin alas.


Mar de tres pricos (Tormenta de especias). Lamiae el Amrani, 2010

Ha llegado a mis manos el poemario de Lamiae el Amrani titulado con el precioso nombre de Tormenta de especias. Lo he degustado con fruición, ya iré dejando por aquí algunos de los poemas que más me han conmovido. El libro tiene una preciosa introducción escrita por Ángeles Mora, que dice mejor que yo cómo es este libro; por eso lo transcribo casi entero:

"La sensualidad que el título promete no es el único ingrediente de este suculento y refinado banquete. Alta cocina donde se mezclan olores, sabores y texturas diversas que no sólo pretenden embriagar los sentidos sino también, sobre todo, despertar las conciencias: en femenino...

martes, 6 de agosto de 2013

Tu mirada es el paisaje (XCI)

A Müller debió de asaltarle un pensamiento extraño tras echarse en la cama, pues se levantó sin hacer ruido y fue a sentarse a su sillón, frente a Kraus dormido.
¿Temía verlo escabullirse? En cualquier caso, evitó cerrar los ojos y, en varias ocasiones, la mirada de Rita se cruzó con la suya, que a ella seguía pareciéndole vigilante y cavilosa.


La sed. Georges Simenon, 1934