miércoles, 25 de julio de 2007

Confesión

Retrato de Ana María. Salvador Dalí


Escribo para que tu me veas y me recojas.


San Agustín

... en la bodega

4 comentarios:

mandarina azul dijo...

Esta confesión no precisa de absolución, ¡es preciosa!

Un abrazo, Indigo. :)

Scheherazade dijo...

No dudes que es lo que deseo cada día....


Mil besos...desde tierra de bellotas

almena dijo...

qué belleza!

Un abrazo!

Cerillo dijo...

Mira por donde un Dalí que parece Picasso