miércoles, 4 de julio de 2007

La que cuenta


Cuando contaba, todo su cuerpo era una caligrafía en movimiento. Desde el gesticular de los dedos a la dilatación de las pupilas.


Los libros arden mal. Manuel Rivas.


Así te veo, Mala Hache. Para tí. Un abrazo.


8 comentarios:

glauka dijo...

Preciosa forma de mirar la tuya Capitana. Por cierto: que también la veo encajar en la descripción perfectísimamente oye.
Desdeluego me estáis mantando de ganas de leer el libro, estoy esperando que lo termine mi sister para que me lo pase y mira por dónde tú también estás en ello.
Un beso.

churra dijo...

Capitana , por dios santo no corras tanto que luego te tengo que comentar los post de tres en tres .....
Leeremos el libro . Besos

Arcángel Mirón dijo...

Admiro esa capacidad de respirar con todo el cuerpo que tienen algunas personas.

Scheherazade dijo...

Me fascinan las personas que me sorprenden y tu lo haces cada día.

Mil y un besos.

Edanmir dijo...

El poder que tienen los cuentos y saber contarlos.

Gwynette dijo...

Quizás era una bailarina...:-)

Besitos alcachofados

aminuscula dijo...

¡Qué bonito! Es maravilloso que alguien te vea así.

Viuda de Tantamount dijo...

Indigo,...a Vilas, lo he descubierto hace poco. Me tiene loca, con la fé de los nuevos conversos.

Es impresionante.

Y tu¡¡¡

B x C