sábado, 7 de julio de 2007

A mares

Camino de Ronda. Tomás Taure


Del mar siempre vuelves con la boca de sal y la mirada honda; con los dedos enredadores y palabras nuevas para estrenar.

Luego la tarde se detiene con todo su peso, se pega al humo del cigarrillo.

Fondeamos, capitán.

7 comentarios:

a dijo...

Es que después de venir del mar, las tardes se hacen cansinas y pegajosas...:-)

Cariños de alcachofa

IMAGINA dijo...

Ah! y con la piel dorada y con sabor a sal, también se regresa del mar.

Viuda de Tantamount dijo...

Y con sueño a maras, y cansada...

B x C

Scheherazade dijo...

Ay....esa agüita salá...bufff



Mil...jeje

Máximo Ballester dijo...

Fondeemos hacia albures, la luz del mar nos atraviesa. Tenemos palabras como soles. Haremos ancla en la belleza,el aire nos respira.


Un abrazo y buen domingo.

Gwynette dijo...

la "a" de arriba es la alcachofa..que cosas más raras!

Nany dijo...

una vez más que dulce...