viernes, 28 de septiembre de 2007

Tu mirada es el paisaje (I)

Fabián Negrín


Nada más verla me quedé sin aliento. Jamás −y no sé si tengo algún motivo para congratularme por ello− he vuelto a ver unos ojos como los suyos. Más que mirar, parecían atraer, succionar la luz de todo cuanto recorrían, alimentando sus pupilas de un resplandor húmedo y misterioso.


Una casa en Santiago. Luis Sepúlveda


3 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Oh, si habré chocado con miradas como ésa...

Susy dijo...

Sí, uno de esos momentos de descubrimiento de nosotros en otros.
Ya estoy de vuelta y contigo.
Besos y besos.

Scheherazade dijo...

En realidad es algo curioso...Con los blogs pasa lo mismo
" Nada más verla me quedé sin aliento"...


Mil y un besos...