lunes, 26 de noviembre de 2007

Tercer Mundo

La escena. Andrés D'Arcángelo

Tercer Mundo!

¿Cómo hemos podido acuñar esta expresión y llegar a usarla cotidianamente sin extrañeza ni pudor?

El Primer Mundo se ha puesto una cómoda venda en los ojos para que la existencia del Tercero no le estropee las vistas.

Si no por ética, ni por dignidad, que parece que puede vivirse bien sin ellas, al menos por egoísmo, por el peligro que representa el desprecio continuado a tantos millones de personas, es urgente el cambio de mentalidad que permita ir acortando la separación entre los de arriba y los de abajo, entre la opulencia que no reparte y la miseria que no retrocede.

6 comentarios:

Edanmir dijo...

Si es que lo peor que tenemos es el conformismo, y lo que nace con afán de denuncia termina por quedarse como algo mas del paisaje, como los lazos, la violencia...

Churra dijo...

La miseria no retrocede , acabará vengandose .Seguro .
Besos

glauka dijo...

Y encima tenemos los santos cojones de decir que se queden en su tierra ... eso sí que me toca el trigémino. Nadie se plantea que no hizo nada para perecer estar en ese primer mundo en lugar de ese tercero...

glauka dijo...

¿Sabes? Para según qué cosas, me quedo con el tercero. Ya, que indudablemente puede sonar a estupidez lo que acabo de decir, pero si tuvieramos la mitad de la mitad de integridad e inocencia de la que ví en ese tercer mundo ... probablemente no llamaríamos tercer mundo a esa otra parte de nuestro mundo.

Peggy dijo...

Siempre han existido muchos mundos , aunque fuera en la misma sociedad

mandarina azul dijo...

Peor todavía que las denominaciones es la existencia de las diferencias que originan esos nombres. :(