miércoles, 12 de marzo de 2008

El precio de los alquileres

Alexandro Bavario

No podemos vendernos libremente.

Debemos alquilarnos a cambio de un salario.

5 comentarios:

glauka dijo...

Y qué baratita me alquilo!!!!
;)
;)
(me encanta ese campo de amapolas, besos)

Toy folloso dijo...

Como un sudado estibador.
O una dignísima prostituta.

Sombras en el corazón dijo...

Faltaba más, que hay que engrasar y darle gasolina a la máquina para que funcione...

Un abrazo

Scheherazade dijo...

Carne de mercado...


Besos...mi capitana

María Dubón dijo...

Precioso campo de amapolas para inaugurar la primavera. Siempre es un placer pasar por aquí y respirar la brisa del mar.

Un fuerte abrazo.