lunes, 15 de septiembre de 2008

Gazapos y desatinos (XLVIII)


El parlamento andaluz ofrece desde este mes cursos de oratoria para sus 109 diputados, pero no se apunta nadie.

Deben pensar que no lo necesitan.

3 comentarios:

glauka dijo...

Unos cursos de lengua de primer ode BUP igual bastaban para empezar, que si no saben hablar malmaente podrán mejorar su habla con cursos de oratoria.

De todos modos: los parlamentarios están ahí para cobrar no para trabajar, y acudir a un curso de gratis no les pega nada. Si por lo menos les pagaran unas dietas ... Que no te enteras.

Máximo Ballester dijo...

Es que tampoco deben tener mucho que decir y, lo peor, a quien. Deberían existir cursos de escuchatoria para prevenir a la gente de algunos con verborragia crónica. ¿Qué te parece?

Espero que oigas mi abrazo.

indigo dijo...

Cierto, razón tenéis, ambos.
Saluditos