lunes, 14 de septiembre de 2009

Diccionarios

Estudio pour La petite boulloire. Francine Van Hove


Qué hermoso debe ser un diccionario en el que las palabras no sean contraseñas, ni llaves, ni victorias, ni redes, ni aduanas, sino sólo ellas mismas: huracán, cicatriz, selva, música, amante, silencio, rompeolas.
El poeta. Benjamín Prado

2 comentarios:

Julia dijo...

Qué hermosa es la música de las palabras...

Un beso.

Sauze dijo...

Hay palabras verdaderamente bonitas dentro de los diccionarios, y que no se conocen, o no han visto la luz a través de nuestros ojos.

besoss