viernes, 11 de marzo de 2011

Gazapos y desatinos (LXXVIII)

Edouard Vuillard

Ella [la locura] aconseja, como un antídoto a la sabiduría, tomar una mujer, una criatura tan inocente y tonta, y, sin embargo, tan útil y conveniente, que es capaz de suavizar y hacer flexible la rigidez y el áspero humor de los hombres.

El elogio de la locura. Erasmo de Rotterdam

2 comentarios:

Laura Uve dijo...

Y sigue:

"De hecho, la duda que parece tener Platón sobre si es necesario incluir a la mujer en el género de los animales racionales o de los irracionales, no quiere indicar otra cosa que la insigne insensatez de este sexo. Y si por casualidad la mujer quiere la consideren sensata, no consigue nada más que ser necia dos veces...".

QUÉ PACIENCIA CON LOS HOMBRES SABIOS!!!!!

Un abrazo.

indigo dijo...

¡Y que lo digas, compañera, qué paciencia!
Besote