domingo, 24 de julio de 2011

La razón poética

Hoy pretendo compartir con vosotros el gusto de colgar una entrada al estilo de mi querida Laura V, a la que envidio cariñosamente en muchas ocasiones.

Mi pueblo es la cuna de María Zambrano, filósofa española digna de atención y estudio, aunque muchos todavía empequeñecen sus méritos llamándola pensadora (no filósofa) y discípula (eterna) de Ortega y Gasset.
María Zambrano vivió aquí solo hasta los cuatro años. Con su familia marcha primero a Segovia y luego a Madrid. En 1936, ya casada, se traslada a vivir a Chile, de donde regresa junto con su marido en 1937; cuando le preguntan por qué vuelven si la guerra está perdida, responden: “Por eso”. Tras dos años defendiendo activamente la República, en 1939 María y su familia parten definitivamente para el exilio: París, Nueva York, La Habana, México. Vuelve a Europa en 1964, instalándose en Roma. En 1980 traslada su residencia a Ginebra. En 1984, regresa a España, fijando su última residencia en Madrid, donde muere en 1991. Está enterrada aquí, en Vélez-Málaga.
Es en la década de los ochenta cuando comienza a ser reconocida en España:
  • Premio Príncipe de Asturias, 1981.
  • Doctora Honoris Causa por la Universidad de Málaga, 1981.
  • Hija Predilecta de Andalucía, 1985.
  • Premio Cervantes, 1987.
En 2003 se crea la Fundación María Zambrano, que tiene su sede en el Palacio Marqués de Beniel, edificio de gran belleza y uno de los más importantes de la ciudad.
En este escenario, la UMA organiza cursos de verano. El de este año se ha titulado "STULTITIAE VIRTUS: LA INTELIGENCIA Y LA ESTUPIDEZ EN EL COMPORTAMIENTO HUMANO Y ANIMAL".
Formando parte de este programa, disfruté el pasado jueves de la conferencia “La estupidez creativa. Arte e marginalitá” impartida por Eva di Stefano, Profesora de Historia del Arte Contemporáneo de la Universidad de Palermo.
Nos ha hablado del arte outsider, del Art Brut, mostrándonos seis artistas “inadecuados”, desconocidos, de los que se han perdido por el camino por no ser capaces de desenvolverse en el mercado: Henry Darger, Judith Scott, Bispo do Rosario, BSD Moro, Giovanni Bosco e Israel.
Una de las cientos de tiras de gran tamaño encontradas en la casa-habitación de Henry Danger tras su muerte. En ellas narra una auténtica epopepeya en defensa de la niñez amenazada por los adultos. El tiempo libre después de fregar platos en un hospital lo dedicó a esta obra ingente, dibujando, recortando, pegando...

Bispo do Rosario con uno de sus collages y uno de sus mantos-mundos.

Giovanni Bosco, pintor de muros muertos de su pueblo. Pintaba sin descanso y cuando se le acababan los muros lo hacía en cartones recogidos de la calle. Su casa habitación sólo tenía una cama, una mesa, brochas y pinturas.
Judith Scott y una de sus esculturas hechas con hilos recubriendo objetos cotidianos. Síndrome Down, sorda y muda. Su hermana gemela la rescató de la institución en la que estuvo 45 años encerrada.


Fascinante ¿verdad?


Esta ponencia fue la de mayor acogida y a la que asistió más público oyente no matriculado en los cursos: deslumbró.


Sus obras son impactantes, originales, sinceras. Sus vidas, mínimas y silenciosas, pero auténticas: han vivido el arte por el arte. La historia de todos ellos es traumática y dolorosa, con infancias terribles y desarraigadas y lograron supervivir por y para su arte. Sólo Judith consiguió cierto reconocimiento antes de morir.
En los tiempos actuales, huir del centro y fijar la atención en los márgenes es,además de placentero, vital y necesario. No podemos descuidar nuestra razón poética; no podemos renunciar a la utopía.

4 comentarios:

huggh dijo...

además de darme una información maravillosa, me has emocionado... gracias, muchas...

Laura Uve dijo...

¡Qué maravillosa entrada! No sabes lo oportuna que ha sido y lo que me consuela leerla (acabo de hablar con una gran amiga que está pasando por un mal momento y me he quedado desfondada intentando animarla, justo cuando estaba acabando la conversación por teléfono, he leído tu entrada).

Admiro a María Zambrano, su integridad y su pensamiento. Su manera de entender la historia, humanizandola, asumiendo la propia libertad, mediante el despertar de la conciencia personal que ha de asumir el tiempo.

Y por supuesto su manera de entender la razón poética, siempre centrada en el ser humano, en los sentimientos, en las ideas más profundas...

Y qué decir de esa conferencia sobre los artistas inadecuados, los expulsados por el mercado, los inasimilables por el mundo del dinero y de la especulación. Las historias de esos artistas, encojen el corazón.

Estoy contigo, la suma de la razón poética y la utopía, nos hace mejores personas y es la única posibilidad de que exista un mundo más justo y libre.... creo...

Gracias, otra vez, ya sabes cuánto me gusta tu espacio.

Un abrazo grande y mi cariño.

rebeca dijo...

Qué interesante, cuánto me hubiera gustado asistir a este curso!! Ya me contarás más cositas. (el próximo curso volvemos a ser compis! Así me podrás seguir aconsejando libros y cosas interesantes!!)
Un abrazo extremeño. MUUUUUUUUA

indigo dijo...

Pero ¡qué generososos sois conmigo! Es un placer teneros cerca: sois un tesoro, los tres.

Permitidme un aparte con Rebeca: ¡qué alegria, volvemos a compartirnos en persona! Me alegro muchísimo. Disfruta de tu tierra y de tu gente en las vacaciones. Un besazo, guapísima, te quiero.