jueves, 21 de septiembre de 2006

Interiores


Tu cuerpo, primero murmura, susurra; luego, grita.
Antes que tú.

1 comentario:

La hormiguita dijo...

Claro y cierto.
Gran blog.
Saludos