jueves, 23 de noviembre de 2006

Melancolía frutal

Brigid Marlin
Era una mañana de membrillos amarillos, maduros y olorosos.
Una mañana luminosa, brillante...
Aunque tú no estabas en ella: andabas lejos, en tu azul.
Al jueves le van faltando tus brazos, capitán.

2 comentarios:

Proyectodefilosofo dijo...

Que bonita la útlima frase.
Y el cuadro es inquietante, no se porque pero pme lo ha parecido.

Saludos.

Scheherazade dijo...

Una mañana llena y vacia sin ti..