domingo, 3 de diciembre de 2006

Escuela de baile

Tuve una amiga enamorada de Carlos Gardel y de sus tangos.
Le encantaba bailarlos conmigo.
Ella venía ya vestida: agresiva.
Ponía el disco y de su bolsa iba sacando mi traje para ese día.
Me vestía primorosamente, me iba dominando.
Bailábamos excitadas, unas veces minutos; otras, durante horas.
Hasta que ella se echaba sobre mí y me poseía furiosamente.
Yo pegaba mis labios a su oído y destilaba las palabras mas dulces del mundo.
Para ella.

7 comentarios:

Scheherazade dijo...

Pocas saben lo que es sentir la fuerza de unos brazos fragiles. Palmira es y fue esa amiga que tenemos todos, esa que se enamoraba y hacia realidad sus sueños a tu lado...

http://www.youtube.com/watch?v=J4Q6w3WYFTc

Seguro que te gusta ;)

Gwynette dijo...

Hummm que sugerente ! :) y és que el tango, es mucho tango !

Cariños de alcachofa

la homiguita lucida dijo...

nunca eh bailado un tango pqeo si he visto weiss kreuz

La hormiguita dijo...

Precioso texto.

churra dijo...

El tango...cuanta sensualidad.
me gusta esa escena

Besos

GLAUKA dijo...

WUAU!!! Pedazo foto o vídeo ya diría, que nos has regalado ...

Anónimo dijo...

Daría lo que fuera por aprender a bailar Tango! siempre me ha llamado la atención.

Saludos y me gusta tú blog!