martes, 26 de diciembre de 2006

Gracias por el sol

Sol. Ann Rogers

Viganella es un pueblo de los Alpes piamonteses. Tiene censados 185 vecinos, aunque apenas medio centenar reside de forma estable en el pueblo. Hundido en un profundo valle, se queda en sombra desde el 11 de noviembre hasta el 2 de febrero porque ningún rayo de sol logra traspasar las montañas que lo envuelven.
Tras siete años de trabajos e investigaciones, un espejo y un programa de ordenador consiguen bañar en sol la plaza de Viganella. El alcalde de este pueblo prometió sol y cumplió.

Si yo fuera viganellesa, a este alcalde lo votaría siempre.
Por trarme el sol.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Que forma mas bonita de dar vida a un pueblo...Ser su sol

Besos;)

CAROLINA MENESES COLUMBIÉ dijo...

La verdad es que ma ha llamado mucho la atención este pueblo que mencionas. Me lo puedo imaginar con sus meses de sombra, rodeado de montañas. Y también me he preguntado qué sentirán sus habitantes.

Un muy feliz 2007.

Anónimo dijo...

Mira...llevo toda la mañana pensando...que hay tanta gente sin sol...Habrá espejo que los ilumine?

Aishhh....

Índigo dijo...

Si estuvieran cerca de vosotras se iluminarían al instante. Felicidades para ambas. Y besos.

Gwynette dijo...

que buena idea !!!..que tristeza vivir sin sol...
que le hagan un monumento a su alcalde ! :)

abracitos de alcachofa

U-topia dijo...

Ese alcalde si que es un gran político... tendría mi voto seguro.

Que historia tan hermosa.

Un abrazo!!