miércoles, 24 de octubre de 2007

Tu mirada es el paisaje (III)

Alberto Pancorbo

Hizo un esfuerzo para mantener los ojos sobre una estatua, pero en realidad no la veía más: sus ojos estaban vueltos hacia dentro, como cuando se piensa en cosas pasadas y se trata de reconstruir oscuros recuerdos que exigen toda la concentración de nuestro espíritu.


El dragón y la princesa. Ernesto Sábato

2 comentarios:

Viuda de Tantamount dijo...

Esas miradas "reconstructoras" son impresionantes: esta mañana, en la estación, habia una mujer mirando absorta una foto.

Creo que sus ojos filtraban pensamiento.


Me quede tan absorta como ella.

B x C

Scheherazade dijo...

Seguro que recordaba dentro de si a la modelo viva, ante casi de pensar en hacerla escultura.

Mil y un besos.