martes, 18 de noviembre de 2008

Desconcierto

Caballos. Rafal Olbinski


Al principio

Los caballos dijeron, nosotros necesitamos las planicies
Las águilas dijeron, nosotras necesitamos las cimas
Las serpientes dijeron, nosotras necesitamos las madrigueras

Mas los humanos permanecían desconcertados.

Desconcertado. Ibrahim Nasrallah Amman

2 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Qué imagen preciosa!

Los humanos no entendieron que los animales podían tener sus necesidades y desplazar del primer plano a sus intereses.

Un abrazo.

Susy dijo...

El hombre, ese desconcierto de la creación.
Un besito tierno.