miércoles, 24 de junio de 2009

Servidumbres de la fama

Lucas Cranach


Ser famoso consiste en ser tratado como un objeto.

Gabriel Zaid

1 comentario:

HLO dijo...

Pues no diría yo que no me gustaría probar un rato a ser un objeto valioso y codiciado...

Un beso, compi.

Por cierto, a Benedetti lo he visto en carne mortal y era una auténtica estrella, una celebridad alrededor de la cual se arremolinaban las chicas para pedirle autógrafos...