sábado, 21 de febrero de 2009

Ella

Le yukata. Francine von Hove


Llevaba corto el pelo.
El aire olía a ropa recién almidonada.
Ella me sonreía con
un hilo entre los labios.

El mar. Chantal Maillard

5 comentarios:

Gwynette dijo...

Este post huele a jabón de lavanda :)

Besitos

Edanmir dijo...

Siempre es un placer encontrar las perlas que nos dejas. Salu2

Susy dijo...

El erotismo es algo así como un hilo que se desata desde otra nuca, otro olor, otra boca.
Muy sugerente tu post.

dijo...

Hay hilos que ningun sastre quiere cortar.

Muy buen post

semifusa dijo...

Cuánto dicho con tan poco...

:)