martes, 10 de febrero de 2009

Fragilidad

El papilote. Niño Magaña


Llega la vida a un momento en que los juguetes individuales se quiebran entre las manos.

Luis Cernuda, octubre 1933

2 comentarios:

Edanmir dijo...

Siempre es importante aprender eso no demasiado tarde. Salu2

HLO dijo...

¡Pero quién quiere juguetes universales! Individuales son los deseos, como la soledad de nuestros párpados.