sábado, 16 de mayo de 2009

Mi mar


El mar está a la vuelta de los días
Sé que me desea
Tanto como yo a él

3 comentarios:

PIZARR dijo...

Pues esta noche me has leido el pensamiento.

En mi caso necesito el mar desesperadamente y no veo la hora de que llegue el mes de agosto y por fin pueda sumergirme en el eternamente...

Días de sol, mar, yodo, sal... el cuerpo me lo pide a gritos tras 4 años de ausencia de mi mar de verano, allá en el Mediterraneo.

El otro mar... el del resto del año, ese lo tengo siempre presente... Mi querido Cantábrico.

Un abrazo

semifusa dijo...

Yo soy de secano por obligación, pero de mar por devoción... :)

Un beso, capitana.

Las amapolas que encabezan ahora tu espacio son preciosas.

Gwynette dijo...

Si, si si!..yo también lo deseo y lo necesito. Él me da la vidilla...:)

Besitos de domingo