miércoles, 13 de mayo de 2009

Mi niña y yo

Nens jugant. Josep Pinos i Comes

La mayoría de las personas, por no decir que todo el mundo, están marcadas por la infancia. Por el niño que fueron. Puede que no se den cuenta, puede que no lo aprecien, pero están marcados.

Lo que se vivió de niño es algo que no se separa nunca de ti. Influye en tus actitudes. El niño que fuiste está ahí dentro, aunque medio asfixiado, pero está ahí dentro.

Y sale cuando menos lo pensamos.

Ana María Matute. El País Semanal, 4-01-09

3 comentarios:

PIZARR dijo...

Me encanta La Matute

En ella si que se aprecia esa marca que dejó su niñez

Un beso

semifusa dijo...

Ay, mi querida Ana María...

:)

HLO dijo...

Pues a mí mi infancia no me gusta ni un pelo; bueno sí, tenía un pelo precioso, con tirabuzones color rubio oscuro. Pero aparte de eso..