martes, 27 de abril de 2010

Travesía

Kristin Abraham

En las mansas corrientes de tus manos
y en tus manos que son tormenta
en la nave divagante de tus ojos
que tienen rumbo seguro
en la redondez de tu vientre
como una esfera perpetuamente inacabada
en la morosidad de tus palabras
veloces como fieras fugitivas
en la suavidad de tu piel
ardiendo en ciudades incendiadas
en el lunar único de tu brazo
anclé la nave.

Navegaríamos,
si el tiempo hubiera sido favorable.

Navegación. Cristina Peri Rossi

3 comentarios:

huggh dijo...

bello...

HLO dijo...

Hay que navegar....contra viento y marea; el poema parece una bella excusa.

AlBordeDeLaTaza dijo...

El Capitan sabe lo que hace !!! Cuando el clima no es favorable, lanzar anclas y esperar.


Indigo: tus elecciones son tan perfectas, te felicito casa posteado me impacto !

besos Daniel