martes, 20 de abril de 2010

Sindicalismo pragmático o Empresa Multiservicio


En la actualidad, la misión reivindicativa clásica del sindicato coexiste con su creciente participación en las instituciones públicas. El sindicato de hoy está inmerso en una tensa contradicción: quiere repudiar todo lo que pueda parecerse a un compromiso con el poder al mismo tiempo que busca ser consultado, oído, atendido e incluso financiado por los poderes públicos.

2 comentarios:

HLO dijo...

Pues sí, acertaste; es un poder ambiguo. Quizá "poder" en toda su acepción, con lo que eso conlleva.
El sindicato es hoy, ante todo, una estructura de poder. El que se sindica busca el arrimo a un poderoso, como lo eran en el mundo antiguo los patricios e incluso los obispos de la tardoantigüedad, que ejercían su patronazgo.

huggh dijo...

pareciera todo el mundo muere por participar de la ceremonia del mercado