martes, 26 de octubre de 2010

La pela menguante


Existe una creciente disparidad entre el sueldo medio y el sueldo mediano, que es el de un trabajador típico, cuyo ingreso se situaría en el medio de la lista ordenada de todos los ingresos existentes. Si unos pocos privilegiados se vuelven mucho más ricos obteniendo un ingreso desorbitado, el ingreso medio de la población subirá, a pesar de que los ingresos de la mayoría estén decayendo.

3 comentarios:

claudia dijo...

Así son las estadísticas.

jesus (of suburbia) dijo...

Yo soy un fanático de las estadísticas, pero tienen tanta trampa. Me recuerda a la frase del yo me como dos pollos y tú ninguno...

Toy folloso dijo...

No me desagradaría llegar a ser un privilegiado de esos; por ello me tiro buenos ratos escuadriñando fijamente la pantalla del ordenador porque ahí tiene que estar el resquicio para conseguirlo, que no está todo inventado.
Mira los inventores del gogle y el feisbuk, sino.