lunes, 13 de junio de 2011

Ética del sólo mío

La ciencia económica ha hecho de abogado de lo imposible al sugerir que algún mecanismo inexplicado transmutaría en resultados globalmente deseables el expansionismo depredador e insolidario que practican las organizaciones estatales y empresariales. Cada individuo, cada empresa o cada Estado trata de expandir a la vez su poder y su riqueza pecuniaria, maximizando sus ingresos, sus beneficios o su renta nacional, a costa de la degradación de un entorno que comparten, o compartirán, otros individuos, otras empresas y otros Estados.

La economía en evolución. José Manuel Naredo

2 comentarios:

Jorge Maseda dijo...

buen artículo-protesta
de una verdad inmensurable.

Saludos!

JL dijo...

Y no se plantean cambiar el sistema... a ellos les va muy bien...

Besos