sábado, 20 de agosto de 2011

Desnudos

Ernesto García Peña

DANZAR es olvidarse de uno mismo.
Moverse como el agua,
y ser el río;
mecerse con el viento, y ser la espiga.
Extravío perfecto
en el delirio.
Sublime, el frenesí
de los sentidos;
más sublime después
la quietud y la noche.

Desnudez. Alejandro Duque Amusco. 2008

3 comentarios:

IM dijo...

Me encanta!, la pintura y el poema, saludos!

IM dijo...

HOla otra vez, intenté mandarte un mail, pero no se si es que no conozco esto demasiado, o no está tu dirección...gracias por el enlace, lo voy a mirar y despues te cuento y aparte queria darte las gracias, ese poema que lei de Gelman me conmovió, ayer me fui a comprar el libro y no lo conseguí, pero en esta semana busco por otro lado, cuantos poetas que ponen palabras a nuestro sentir y nos llegan al alma, un gran saludo para vos, te mando un poco de fresco porque aca hace un frio!! saludos!

Laura Uve dijo...

Preciosa la pintura. El poema es una maravilla, qué bien explica la esencia de la danza.

Un abrazo!!