domingo, 3 de junio de 2012

De la obscenidad (VII)


Los intocables.
El adelantado.

Todavía hoy BANKIA ACCIONISTAS airea sus folletos informativos en las oficinas, donde figuran promesas como estas, por si no las habéis visto:

COMPARTIMOS LA CONFIANZA, COMPARTAMOS EL FUTURO

Una forma de hacer juntos el gran proyecto que tenemos por delante.

Y aquí tenemos la prueba de que al menos uno tuvo algo que celebrar.
Manuel Rivas da cuenta en El País, en su genial columna, de la siguiente pintada callejera:

"No se preocupen por la pasta, hay dinero para rato".

5 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Magnífico juego de palabras.
Al final todo sale a relucir y se cumple el consabido refrán que dice: "de tal palo tal astilla", ya que hace unos días informaron en los medios que su padre y su tío arruinaron algunas de las empresas que tenían y estuvieron en la cárcel por evadir dinero.

Un saludo

Toy folloso dijo...

Su "fracaso" no ha salido de gratis....

Y.... oye; el agua del rio de la pintura del encabezamiento, ni la mejor cámara fotográfica podría aportarle unas brizas más de realismo. El secreto de los pinceles.

Cuentera personal dijo...

Que asco inspiran, hasta parece que olieran mal, como si aún desde las fotografías nos invadiera cierta fetidez.

Laura Uve dijo...

Has elegido la palabra precisa: OBSCENIDAD!!

Besos!!

Índigo dijo...

Huelen a podrido: cuervos.