viernes, 24 de marzo de 2017

Trabajos delicados

Arquitectura


A veces sólo es cuestión de paciencia.
Cuando una cosa no resulta, hay que dejarla reposar un tiempo.
De este modo se da margen a la vida para que encuentre una salida por sí sola.

El reflejo de las palabras. Kader Abdolah.

3 comentarios:

tanhäuser dijo...

Es verdad, pero no confundamos el dejar "reposar" las cosas con el abandono o la desidia.

Un saludo.

.cecilia. dijo...

tan cierto!
besos
y muy buen año para vos!

Emilio Manuel dijo...

Ahí le han dado.

Saludos