domingo, 29 de abril de 2007

Piel en flor

Christoffer Wilhelm Eckersberg


Ya sabes que soy una tradicional y me encanta señalar los días de fiesta: ponerme las mejores galas y recibirte con un perfume nuevo, estrenar el domingo, con un tranvía largo y generoso, sintiendo tus ojos y tus dedos preparando el instante en que estalla el deseo…

2 comentarios:

Scheherazade dijo...

Domingos de perfume y lunes de seda...Ummm...


Mil y un besos...

Edanmir dijo...

Haces de lo tradicional algo moderno. Salu2.