viernes, 6 de abril de 2007

Capitanas (XX)

Jessie Coates

Capitanas inocentes.

Ser niña en Eritrea es desde hoy menos doloroso. El gobierno ha decretado la prohibición de la mutilación genital.

Ojalá esta medida detenga rápidamente supercherías y fanatismos, contagie al resto de países practicantes de tan terrible práctica y haga que Occidente se sonroje y se conmueva.


3 comentarios:

churra dijo...

Lo que parece mentira que hasta ahora no se haya tomado una decisión asi , mas vale tarde que nunca claro, pero en todo caso tarde
Besos (¿no andas de vacaciones?)

Ofelia Lopez Pez dijo...

Un pasito más...pero tan lento, tan poco firme, con tan poco empeño...
Que no quede sólo en legislar...


Un beso, Capitana...¡¡

glauka dijo...

Es terrible tener que celebrar algo así.
En esto no se meten las grandes potencias, no, quizás porque los órganos genitales femeninos no producen petróleo, o diamantes, o no hay ningún interés más allá de la defensa de los derechos humanos, sin más.