lunes, 9 de marzo de 2009

Finis musicae

Daniel Nava


En todas las veredas sangran seres humanos

Ha llegado la hora de todos los heridos
Ya no es tiempo de hablar de hamacas y de miel
Hay duelo por doquier y voces de conmoción
Me despierto y veo que el mundo es una pesadilla
Pronto mi oreja se llena de estruendo
El canto de los pájaros del amanecer
no acapara más mi conciencia filarmónica
Tanto alboroto en el mundo tanta disonancia
Salgo del sueño y se acaba el sueño para mí

El alba se cubre de nubes y es otra vez de noche



Finis musicae. Carlos Edmundo de Ory

2 comentarios:

PIZARR dijo...

Que texto tan bonito Indigo.

Te has movido estas últimas entradas entre ese mundo de sueños que tanto me gusta.

La imagen del anterior es preciosa.


Un beso

Edanmir dijo...

El ruido es lo mas parecido a una horrible noche. Salu2