martes, 31 de marzo de 2009

Día de colada


Me pedís palabras que consuelen,

palabras que os confirmen

vuestras ansias profundas

y os libren

de angustias permanentes.

Pero yo ya no tengo

palabras de este género.

Aceptad mi silencio: lo mejor

de mí. Huid del soplo que pronuncia,

en mi boca,

la amarga condición de lo humano.

Y, entretanto, dejadme contemplar

el vuelo de la ropa

tendida en la ventana.

La luz, el aire y el pájaro. Chantal Maillard

lunes, 30 de marzo de 2009

Gozar la vida


No sé lo que es hoy en día "gozar de la vida" como no sea gastar dinero y hacer el mamarracho para sofocar el mortal aburrimiento de un mundo malvendido.

Rafael Sánchez Ferlosio. El País, 22-01-09

sábado, 28 de marzo de 2009

Tsunami

Janto Garrucho


Ella le pidió que la llevara al fin del mundo.

Él puso a su nombre todas las olas del mar.

Joaquín Sabina

jueves, 26 de marzo de 2009

Querer es poder

David Hockney


Si me dices por qué el pantano

parece infranqueable, entonces

te diré por qué pienso que

puedo atravesarlo si lo intento.


Puedo, podría, debo. Marianne Moore

miércoles, 25 de marzo de 2009

En el autobús

Martin Grover


Al final llegó un autobús pequeño de la marca Toyota. Estos vehículos disponen de doce plazas, pero aquí transportan a más de treinta pasajeros. Resulta difícil describir el número y las combinaciones de todos los suplementos que llenan el interior de un autobús como aquél: barras y bancos de más, añadidos a golpe de soldador. Cuando el vehículo va lleno, para que alguien pueda subir o bajar, todos los pasajeros tienen que hacer otro tanto. La exactitud y estanqueidad de los que se encuentran en su interior equivale a la precisión de un reloj suizo, y cada individuo que ocupa una plaza tiene que contar con el hecho de que las próximas horas no podrá mover ni tan siquiera un dedo del pie. Las peores son las horas de espera, cuando, en un autobús recalentado y asfixiante, hay que quedarse sentado y quieto hasta que el conductor reúna el número completo de pasajeros.


Un día en la aldea de Abdallah Wallo. Ébano. Ryszard Kapunscinski

martes, 24 de marzo de 2009

Realidad real

Eugenio Granel


La realidad depende de las ideas, y las ideas -por muy hermosas que sean- necesitan convivir con la realidad para no convertirse en locuras.

Luis García Montero

lunes, 23 de marzo de 2009

Complicidad

Shabat 2. Jorge Amat


Cuando el capital contrata a la ciencia a su servicio, la mano de obra refractaria recibirá una lección de docilidad.

Andrew Ure

viernes, 20 de marzo de 2009

Las mil y una noches

Juan Borges Linares



Cuéntame una

historia que no tenga

final. Que no tenga

principio.

Dime. Chantal Maillard

jueves, 19 de marzo de 2009

Capitanas (XLI)



¿De verdad alguien cree que a los grandes productores de copias piratas les duele que metan en la cárcel a los inmigrantes que dan la cara por ellos, y que les va a resultar difícil reclutar a otros desesperados a quienes explotar en su lugar? Estoy en contra de la piratería, pero no al precio de que los más débiles paguen la factura del triunfo de los cínicos. Y si eso es comunismo, por favor, llámenme comunista.


Comunismo. Almudena Grandes

martes, 17 de marzo de 2009

Noche de bodas

Pascal-Adolphe Jean Dagnan Bouveret


Se dice que la noche de sus

bodas las muchachas de Japón

queman sus juguetes.

33 aerolitos inéditos. Carlos Edmundo de Ory

lunes, 16 de marzo de 2009

La máquina del tiempo

Stefano Tognetti


El reloj no es simplemente un medio para mantener la huella de las horas, sino también para la sincronización de las acciones de los hombres.

El reloj, no la máquina de vapor, es la máquina clave de la moderna edad industrial. Incluso hoy ninguna máquina es tan omnipresente.

Con su propio producto especial, el tiempo exacto, el reloj ha sido la máquina principal en la técnica moderna: y en cada período ha seguido a la cabeza: marca una perfección hacia la cual aspiran otras máquinas.

Técnica y civilización. Lewis Mumford

viernes, 13 de marzo de 2009

Tic-Tac de corazones

A Race with Mermaids and Tritons. Collier Smithers


Cuando tu corazón es un cronómetro

enredado en el mío

y acompasadamente

somos barcos desnudos que se hunden,

cuando la superficie

dura solo un segundo,

las sirenas nos dicen que desaparecemos.

Luis García Montero

jueves, 12 de marzo de 2009

Milagros de andar por casa


Perdonar es como hacer un milagro,
es muy complicado,
no sale siempre.
Perdonar es como hacer un milagro. Gloria Fuertes

miércoles, 11 de marzo de 2009

Ex libris

La pensión. Juan Cordero Ruiz


Si es cierto que todo en esta vida lo poseemos sólo a título de depósito temporal, los libros son un recordatorio constante de esa evidencia. Creo que pretender amarrarlos a la propia existencia, al tiempo limitado de que dispone cada uno de nosotros, es un esfuerzo inútil. Y triste.

Arturo Pérez Reverte. El Semanal, 11-11-07

lunes, 9 de marzo de 2009

Finis musicae

Daniel Nava


En todas las veredas sangran seres humanos

Ha llegado la hora de todos los heridos
Ya no es tiempo de hablar de hamacas y de miel
Hay duelo por doquier y voces de conmoción
Me despierto y veo que el mundo es una pesadilla
Pronto mi oreja se llena de estruendo
El canto de los pájaros del amanecer
no acapara más mi conciencia filarmónica
Tanto alboroto en el mundo tanta disonancia
Salgo del sueño y se acaba el sueño para mí

El alba se cubre de nubes y es otra vez de noche



Finis musicae. Carlos Edmundo de Ory

jueves, 5 de marzo de 2009

El sueño

El sueño. Paissi Valdez



Cada cultura vive su sueño.

Técnica y civilización. Lewis Mumford

miércoles, 4 de marzo de 2009

¿Sabes?

El conquistador. Edgar Martínez Jiménez

Confucio dijo que el verdadero conocimiento consiste en saber que sabes cuando sabes, y cuando no sabes, saber que no sabes.

lunes, 2 de marzo de 2009

La máquina codiciosa



Semejante a la alquimia, a la astrología, a la hechicería y a las otras ciencias populares, la economía política también tiene por punto de partida una idea plausible: "Los sentimientos sociales -dicen los economistas- son en la naturaleza humana factores accidentales y perturbadores; por el contrario, la avaricia y el deseo de progreso son factores constantes. Eliminemos los factores variables y considerando al ser humano como una mera máquina codiciosa, examinemos con qué reglamentación del trabajo, de la compra y de la venta, puede obtenerse la mayor suma posible de riqueza..."


Unto thist last. John Ruskin