jueves, 27 de enero de 2011

Dolor de ausencia

Sueño dorado. William Lees Judson

Cierro los ojos bajo el solcito romano. Pasás por Roma, sol, y dentro de unas horas pasarás por lo que fue mi casa, no llevándome sino iluminando sitios donde falto, que reclamo, que reclaman por mí.

Los vas a calentar de todos modos, exactamente cuando de frío temblaré.

XI. Bajo la lluvia ajena. Juan Gelman

3 comentarios:

Laura Uve dijo...

Qué hermoso y triste (dolorido) fragmento... muy bonito.
Me gusta mucho este poeta argentino que además se comprometió hasta el final con su país.

Gracias por recordármelo, me toca cambiar hoy de poema y pondré uno suyo.

Un abrazo.

indigo dijo...

Cada día un poema, un verso al menos, que nos ponga la belleza delante de las narices: ese regalo sí es nuestro. ¡No seamos tacaños!
Gracias por estar siempre tan atenta.
Un besazo.

Ana Rosa López de Cárdenas dijo...

Juan Gelman es Juan Gelman. Lindo.
Te invito a pasearte por mis barrios.


* http://decadadeautoexilio.blogspot.com/
* http://mivozmipalabra.blogspot.com/
* http://laletralate.blogspot.com/

Ana Rosa