viernes, 14 de enero de 2011

Errar preferiblemente antes de...

Albert Anker

El derecho a equivocarse lo va uno perdiendo con los años, y por lo tanto el que quiera aprovecharse de él no debe dejar pasar demasiado tiempo.

Primo Levi

3 comentarios:

claudia dijo...

Yo me lo voy permitiendo cada vez más.

indigo dijo...

OK Claudia, tampoco estoy totalmente de acuerdo con la sentencia de Primo Levi: el derecho a equivocarse lo considero uno de los derechos fundamentales; aunque también pienso que si perseveramos una y otra vez en el mismo error seguramente no se trata de un error.
(Acabo de percibir con nitidez la sensación de que este mensaje ya lo he escrito antes: me he visto pensándolo y haciéndolo).
Un abrazo

Laura Uve dijo...

Creo que la edad permite ir equivocándose menos (pero la equivocación nunca desaparece) pero también aceptamos mejor que es posible y que lo importante es aprender de ella... hummm... creooo

Un abrazo