miércoles, 18 de enero de 2012

Amapola, lindísima amapola...

Unas adelantadas amapolas en el campo malagueño; me sorprendieron así de frescas el pasado domingo, 8 de enero.

...y tus tetas de nácar y tus pies de amapola...

Las furias y las penas. Pablo Neruda

2 comentarios:

Laura Uve dijo...

Increible!! Pero es que el tiempo está muy, pero que muy raro.

Un abrazo!!

Álvaro dijo...

ES hermoso ver florecer a destiempo. Un beso