miércoles, 4 de enero de 2012

Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años fue a decir que no cuando es que no.

Gabriel García Márquez

6 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Y que difícil es decirlo.
Hay quien juega con las palabras para decir no aunque perece decir lo contrario.

Un saludo

JL dijo...

Tengo un amigo que dice que la palabra que mas feliz le ha hecho es 'NO', otro al que le llaman el 'Señor NO' y un blog que sigo que se llama 'No me da la gana'.

Y si, Feliz Año para ti y los que quieres. Besos y Abrazos.

Toy folloso dijo...

Al hilo del post (y a riesgo que me expulses de comentar), pues que dijo Robert Redford al cumplir los setenta años: "He ganado en libertad, ahora ya no debo ir necesariamente a donde me lleve la polla".

inma dijo...

Bueno, llegar a esa conclusión a los 70 años debe ser un trámite obligado, tampoco tiene mucho mérito, creo.

Toy, tus comentarios son siempre celebrados con una sonrisa de esas que se escapan haciendo ruido: eres mi niño malo.

Por mi parte, tengo aprendido el NO rotundo, el de las grandes cosas, pero ¿y los noes pequeñitos de todos los días, los que nos obligan a hacer lo que no queremos, a decir lo que no pensamos?

Besos para los tres y gracias.

aminuscula dijo...

Lo difícil, cuando lo dices, es que te hagan caso.

HLO dijo...

Pues eso, que sólo nos enseñaron a decir sí y somos tan educados....