lunes, 30 de enero de 2012

La trampa del orden natural

Aurora Rumí

El orden natural no es natural. Es decir, no me acepten ustedes la trampa del orden natural...
¿Por qué le doy tanta importancia? Porque definir el matrimonio, la jerarquía, la monarquía o lo que quieras como orden natural, permite inmediatamente perseguir como enemigo y antinaturales o aberrantes a todo el que no está de acuerdo. Pues no, señores, eso no es orden natural, son conceptos creados por nosotros que podemos modificar.

La ciencia y la vida. Valentín Fuster y José Luis Sampedro con Olga Lucas

3 comentarios:

Mónicacuenta dijo...

Muy bueno Indigo, y también tus otro dos blogs, acabo de visitarlos.
Creo que sí coincidimos en algo, también soy capitana.
Un saludo

HLO dijo...

Eso sirvió en el XVIII, una apelación a la naturaleza contra el inamovible orden del Antiguo Régimen.
Claro que también serviría para argumentar la inferioridad de las mujeres dada su "debilidad", su "natural" dedicación a las tareas de la procreación...en fin, una trampa sin fin.
Besote, compi

Crisálida dijo...

Me encanta. Blog excepcional.