viernes, 28 de septiembre de 2012

Ábreme la puerta

No sabía muy bien cómo ilustrar este poema y se me ocurre poner en Google "reloj erótico" y se me abre un mundo desconocido para mí; no tenía ni idea de que a partir del s. XVII estuvieron muy de moda los relojes con escenas eróticas y con autómatas en plena acción a ritmo de segundero. Parece ser que el mercado principal estaba en China e India. En la actualidad, son buscados con ansiedad por los coleccionistas.
Despierta, vidita mía,
a las vueltas de la luna,
ábreme la puerta, cielo,
que me van a dar la una...
Despierta, vidita mía,
a las horas del reloj,
ábreme la puerta, cielo,
que me van a dar las dos...

Es aquí y no es aquí. Violeta Parra

martes, 25 de septiembre de 2012

Periferias

Desde los caballos de Chagall y los tangos de Carlos Gardel, hasta la bata de guata de Amancio Ortega y la manzana mágica de Steve Jobs, casi todo surge en las esquinas, como los castañeros en invierno. En Wall Street no han desarrollado nada que no sea cerrajería y estafa.


El gran premio. Manuel Rivas

lunes, 24 de septiembre de 2012

Batacazo

... y se le cayeron
las alas del corazón.

Don Quijote. Miguel de Cervantes


 ¿Acaso hay una manera más exacta y poética de definir la tristeza del desengaño?

sábado, 22 de septiembre de 2012

Tu cuerpo

 Alain Bonnefoit

Cuando beso tu cuerpo
siento latir el corazón
profundo de la vida.
Te recorro despacio
reviviéndome.
Hay hallazgos sutiles,
hay derrotas.
El extenso placer,
la abierta lucidez,
la dicha de tenerte.


Tu cuerpo. Renata Durán

jueves, 20 de septiembre de 2012

No me gustan las bromas (ni los bromistas)

En último extremo, la psicología del asesino y del bromista difieren solo en grado. Ambos son sádicos; ambos disfrutan con lo grotesco y con el placer de infligir dolor a otros. Podría considerarse el crimen como la broma definitiva y, a la inversa,  la broma como la forma social del asesinato.

El percherón mortal. John Franklin Bardin

martes, 18 de septiembre de 2012

Redistribución... ¿y eso qué es?

Todo lo que se está escribiendo, diciendo y haciendo de ayuda al desarrollo es falso. Es mentira. Con las ayudas actuales nunca será posible igualar el nivel de los unos a los otros. Sin una redistribución de los recursos mundiales, no es posible.
 

La ciencia y la vida. Valentín Fuster y José Luis Sampedro con Olga Lucas

Este libro es de 2008 y, desgraciadamente, lo denunciado en esta conversación ha empeorado. La crisis es, entre otras cosas, el argumento para ahondar más aún en el abandono y en la explotación del otro mundo que no es el nuestro y que siempre ha estado en crisis: siempre. Hay países ricos que jamás se han preocupado por los débiles, antes al contrario, los han empobrecido aún más. Pero los que se comprometieron, los que públicamente hicieron alardes de solidaridad, tampoco cumplieron; ni antes ni ahora.

lunes, 17 de septiembre de 2012

No es tan dura la piedra

 
Una persona puede florecer en una roca
 

Y dos, con más razón.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Ella empezó

La mañana. Marga Camps

Ella empezó a desvestirme
para vestirse de mí
y en eso yo la seguí.


Amor clásico. Mendigo. Jesús Aguado

viernes, 14 de septiembre de 2012

Desinformación

Hace tiempo que los telediarios perdieron interés para mi, aunque sigo medioviéndolos cuando surge la ocasión. Hay veces que los quito furiosamente porque hieren mi sensibilidad y perjudican la salud de los míos, en especial la de mi mamá, de ochenta y seis lúcidos años, con paciencia largamente reconocida, pero que tampoco hay que llevar a la exasperación. Pero hoy, ha encartado así, nos hemos servido voluntariamente, de principio a fin, el de las 21 horas de Tele5; en familia, y como si necesitáramos expiar algún tipo de culpa colectiva, cada minuto más compungidos, hemos asistido al desfile macabro de un disparate detrás de otro, de temática variable, pero a cual más paralizante. Informar no es eso. Por ejemplo, y por centrar un poco, es indecente que se echen al público, como se le echa leña al fuego o comida a los cerdos,  unos contenidos que tienen sentido en su contexto, circunscritos al momento, a las circunstancias y a sus protagonistas. Apelando al mantra de la libertad de información, todo se vende. Y por eso hemos escuchado hoy las declaraciones de una niña de cinco años explicando al juez o a la policía cómo mataron a su mamá; también, las conversaciones de mecánicos y pilotos del avión siniestrado hace ahora cuatro años. Estas conversaciones pertenecen al ámbito privado y una actuación judicial puede quitarles su intimidad pero solo para incorporarlas al proceso, no para alimentar el río morboso de la opinión pública, que además, no recibe la información completa, sino aquellos trocitos que alguien considera más impactantes. ¿Permitiríamos que el arma homicida, prueba del crimen que se investiga, corriera de mano en mano, que fuera manoseada por todo aquél que sintiera deseos de hacerlo, la dejaríamos a merced de un barrio, de un mercado, de un colegio? No. Y las declaraciones, las conversaciones, pruebas también del crimen que se investiga ¿por qué las ponemos a correr de boca en boca?

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Tu mirada es el paisaje (LXXXVI)

Pájaro loco. Kiki Kogelnik

no sé tu nombre
sólo sé la mirada
con que lo dices

Rincón de haikus. Mario Benedetti

lunes, 10 de septiembre de 2012

Siria

En el libro Los libros arden mal, de Manuel Rivas, se cuenta el episodio ya traído anteriormente aquí (Este chaval no sirve) de una madre gallega que, en el reclutamiento forzoso de los mozos para nuestra guerra, se presenta ante la autoridad alegando que su hijo es simple e inocente, que es un alma cándida, que no sirve para la guerra. El militar guillotina su alegato: todo el mundo sirve para la guerra, si no sirve para matar, sirve para morir.

Y así continúa la historia, haciendo guerras donde todos sirven: unos venden armas, otros matan, otros expolian, otros se enriquecen rehaciendo lo que previamente han roto, etc… Y otros, los niños, las mujeres y los hombres llenos de vida, de ilusiones, de proyectos… mueren: ésa es su contribución a la guerra: han servido para morir.
Anoche, mi capitán y yo vimos, con el corazón encogido, un bello documental de hace unos años sobre Siria. Nada de eso existe ya. A estas alturas del guión, Siria estará reducida a dos montones: uno de escombros muertos y otro de vivo dinero.

PD:
Tengo la intención de dar un giro más personal a este blog y escribir más de pluma propia, aunque apoyándome en mis textos sagrados como hasta ahora; a ver si lo mantengo y a ver qué os parece. Chao.

El dolor da poco de comer
y siempre da lo mismo.

A saber. Mundar. Juan Gelman. 2008

sábado, 8 de septiembre de 2012

Te quiero

 Audrey Kawasaki

No me atrevía a encarnar el papel de enamorado y a decirle, en tono solemne: "Te quiero". Sin embargo, cómo la quería, con qué amor atónito y escrupuloso yo miraba su resplandeciente perfección.


La trama celeste. Adolfo Bioy Casares

jueves, 6 de septiembre de 2012

El pan de cada instante

 Venecia. Ángel Busca

Ahora toca afrontar una realidad nada fácil para la mayoría de las personas de nuestro entorno; también es difícil para mi reino, aunque tener un buen trabajo, y por tanto ingresos, sosiega bastante la intendencia. No obstante, los ejercicios de estiramiento son constantes, porque muchos de los que quiero no disfrutan de esta posición. Toca luchar contra la crisis, pero también contra la grisura, contra lo chabacano y feo, contra lo rápido y fácil y malo. No son buenos tiempos para la música ¿o sí? Rotundamente SÍ, es precisamente en estos desafueros cuando hemos de esmerarnos en mantener el gusto, en cultivar lo que vale la pena, en buscar todos los días la belleza, el disfrute de las cosas bien hechas, de los amigos, de los placeres sencillos de todos los días, realzarlos, esmerarse en lo más bello que encontremos al paso: un gesto, una comida, una conversación, una flor, un gato, unos ojos...¡qué sé yo! Todo, menos dejarnos enredar en la maldita prima de riesgo y sus aledaños. Y, por supuesto, cultivar con devoción nuestro espíritu crítico: no es cierto que no hay otro remedio, que solo se pueden hacer las cosas como se están haciendo, eso es mentira: otra sociedad sí es posible.

Uno de mis placeres sencillos cotidianos es la lectura (paseando por aquí ya se ve) y me ayuda muchísimo a mantener el tipo en esta cuerda floja que es la vida. Leo de todo al mismo tiempo, más de un libro, más de una revista, más de un periódico... tengo que intercambiar lecturas serias, reflexivas, con las novelerías y la poesía, que a veces me ofrece versos que me suben a una nube, palabras emparentadas de tal modo que me hacen viajar... y muchas de esas maravillosas combinaciones las dejo aquí, por si os hacen resplandecer igual que a mí. Os quiero.

Arturo Elena

También he abandonado la tristeza,
que es ese sentimiento que te obliga a descender de un 
elefante
y a cabalgar un asno.

Mirabai. Mendigo. Jesús Aguado

martes, 4 de septiembre de 2012

Asechanzas eternas

Flight and Pursuit. William Rimmer

La razón que Hobbes alega para apoyar el Estado, a saber, que es la única alternativa a la anarquía, es, en lo principal, válida. Un Estado puede, sin embargo, ser tan malo que la anarquía temporal parezca preferible a su continuación... Además, la tendencia de todo gobierno a la tiranía no puede ser tenida en jaque a menos que los gobernantes sientan el temor a la rebelión. Los gobiernos serían peores de lo que son si la actitud de sometimiento predicada por Hobbes fuera adoptada universalmente por los súbditos. Esto es verdad en la esfera política, donde los gobiernos tratarían, si pudieran, de hacerse personalmente inamovibles; es verdad en la esfera económica, donde tratarían de hacerse ricos ellos y sus amigos a expensas del público; es cierto en la esfera intelectual, donde suprimirían todo nuevo descubrimiento o doctrina que parezca amenazar su poder. Estas son razones para no pensar sólo en el riesgo de la anarquía, sino también en el peligro de la injusticia y de la osificación que está vinculado a la omnipotencia del gobierno.


Historia de la filosofía. Bertrand Russell

lunes, 3 de septiembre de 2012

Tengo, tengo, tengo... tú no tienes nada

El estado del bienestar es el patrimonio de los que no tienen patrimonio.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Tango

Marc Chagall

Tango que fue 
en los pies 
de la muchacha más linda del salón  
la de pechos que hablaban.
Baires. Mundar. Juan Gelman. 2008